Saltar al contenido

Diferencias Entre el 4G y el 5G Que Viene!

móviles 4G+

Parecía cosa del futuro y, sin embargo, ya se están llevando a cabo los primeros cambios que prometen innovaciones muy próximas y una tecnología disruptiva. Los móviles 4G+ y la tecnología 5G ya están haciendo sus primeros pinitos en 2019. De hecho, ya se conoce el primer móvil de quinta generación. Sin embargo, se espera un crecimiento progresivo para 2020.

La implementación va tan rápida que, en España, el Gobierno ha acelerado la mudanza de la TDT para dar paso al 5G. La razón es que se precisan nuevas radiofrecuencias para smartphones que empleen esta tecnología.

A caballo entre los móviles 4G+ y el 5G

Precisamente, una de las principales cuestiones que diferencia a ambas tecnologías es que el 5G utilizará esas nuevas radiofrecuencias para smartphones que serán únicas para la quinta generación.

Si hacemos referencia a las redes 4G, hemos de destacar que usa frecuencias que no llegan a los 6 GHz. En cambio, el 5G utilizará frecuencias increíblemente superiores. Se habla de un rango que se situaría entre los 30 GHz y los 300 GHz. Este hecho permitirá soportar un enorme volumen de datos a gran velocidad.

Este hecho propicia cambios radicales, tanto para consumidores como para empresas. Los usuarios podrán disfrutar de un ancho de banda superior a los 20 Gb/s. Las compañías, por su parte, avanzarán en cuestiones como la conectividad de los automóviles, la mejora en las cuestiones tecnológicas de la medicina o, incluso, en la manera de personalizar las experiencias del sector retail.

Las empresas de telefonía, conscientes de la importancia de llegar primero, tratan de mejorar la experiencia de usuario y despegarse de la cuarta generación. Así, se habla de móviles 4G+, 4,5G y hasta de teléfonos 4,9G. Pero todo esto no son más que pequeños alicientes a la espera del boom final.

En qué se diferencia el 5G

Fundamentalmente en la combinación que realiza de velocidad muy alta, anchos de banda usados de manera masiva y una latencia extremadamente baja. Con ello se abre la veda para el envío de enormes cantidades de datos a velocidades hasta ahora impensables:

– Precisión. Uso de frecuencia única, de más alcance y direccional. Las torres de 4G envían datos a todo, desgastando su poder y capacidad energética. El acceso a Internet con la quinta generación será más robusto y ofrecerá la posibilidad del soporte de datos sin interferencias con otras señales. Además, podrá soportar un millar de dispositivos más por metro.

– Menor latencia y mayor ancho de banda. Pasamos a una latencia de milisegundos. Las páginas se cargarán prácticamente al instante. El ancho de banda beneficiará a tecnologías como la Inteligencia Artificial (IA) o el Machine Learning (ML), la realidad aumentada o la realidad virtual.

– Velocidad de descarga. Será 20 veces mayor que la que ofrece al 4G.

Como ves, el cambio de los móviles 4G+ a los 5G no será radical. Ambas tecnologías convivirán durante algún tiempo, hasta que la última se adueñe de todo el ámbito de actuación. Pero, atentos, porque ya se empieza a hablar del 6G.